miércoles, 7 de diciembre de 2016

RESEÑAS DE OLGA

Cuando permites, o pides, que te reseñen tu novela, sabes que pueden comentar con total libertad lo que opinan de tu obra. Yo era, y soy, muy consciente de ello.
La idea principal, independientemente del aspecto propagandístico o puro márquetin, era la de tener la opinión de expertos. Y sin duda los blogueros lo son.
Normalmente recibes los halagos de aquellos que te quieren, pero nunca sabes si lo hacen únicamente con el criterio de lector avezado o desde el corazón como amigo.
Esas dudas quería disiparlas con el comentario de estas personas a las que califico como duchos y experimentados en estas artes y por ello, su criterio y discernimiento, entiendo que será más próximo a la realidad que necesito como escritor; o mejor dicho: como aprendiz de escritor.
Por esa causa fue por lo que me atreví a ello y las consecuencias están aquí.
Personalmente me congratula lo que dicen de la novela OLGA porque es exactamente lo que opino yo mismo de ella. Aunque tengo que reconocer que me han enseñado a ver algunos aspectos que se me escapaban y que con ellos, en adelante, mi forma de escribir, y redactar las historias de mis detectives, cambiará en gran medida.

DESDE AQUÍ, MI GRATITUD A TODOS ELLOS.




ABRIR UN LIBRO
 http://www.abrirunlibro.com/category/resenas-narrativa-actual/

Olga
 
Olga. Vicente Corachán. Círculo Rojo.
Vicente Corachán nació en Almeda, Cornellá de Llobregat, Barcelona en 1959, y desde la edad de dos años reside en Sant Boi de Llobregat. Fue miembro de los Servicios de Información de la Guardia Civil hasta principios de los 90 que abrió su propia agencia de detectives privados. En 2011 decide escribir una novela y lo hace en el género donde mejor se siente, la novela negra.
Su opera prima, Un cadáver para un detective, recibe el premio del Colegio de Detectives Privados de Cataluña, lo cual le impulsa a seguir escribiendo y al año siguiente lo hace con un libro sobre anécdotas de detectives: ¿Estoy llamando a un detective?, casos que ha vivido personalmente. Apasionado por ese mundo de literatura negra, en 2013 se convierte en Comisario del Festival de Novela Negra de Collbató y más tarde colabora en el Sant Boi Criminal y el Cubelles Noir. Junto a otros escritores crea Aut@rs de Cornellá con el que obtienen el premio Ciutat de Cornellà, y Lletraferits de Sant Boi. Ha colaborado en la serie documental televisiva Detectius (Canal 33) y actualmente lo hace en el programa Línia de servei de ETV (televisión del Baix Llobregat).
Varios de sus relatos forman parte de las antologías: Propera parada: Cornellá, Ovnipresents, Conellà mata, Cornellà Eros y Lecciones de asesinos expertos.
Sinopsis
Gumersindo Hierro “Gumer” es un detective al que han solicitado una investigación, aparentemente normal, que le cambiará la vida por completo. Sin darse cuenta, se da de bruces con la muerte y se ve enfrentado a su ingreso en prisión como autor de un asesinato.
Una situación de supervivencia en la que el detective mantendrá una encarnizada lucha contra el Inspector de Policía que le ha detenido, y contra su propia inteligencia, para poder demostrar que lo han utilizado.
Olga, una exuberante mujer, que aparece de la nada en su vida, será la encargada de hacerle dudar de hasta dónde está implicada en ese desagradable asunto.
Una historia de amistad, lealtad, miedos y rencores que mantiene al lector en vilo comprobando los peligros por los que atraviesa la profesión de un detective y cómo nos puede cambiar la vida en según qué situaciones.
Reseña
He de reconocer que cuando empecé a leer Olga, el personaje principal de la nueva novela de Vicente Corachán, el detective privado Gumersindo Hierro no me cayó demasiado bien. Gumersindo es hombre en la cincuentena que, aunque no lo diga, se pasa los días pensando cuánto tiempo le queda para seguir manteniendo relaciones sexuales satisfactorias y sólo habla de mujeres y de lo buenas que están. Pero sin saber cómo —bueno, sí que lo sé pero lo diré más adelante—, me vi metida en la historia y en las anécdotas de un detective, en la época actual, que se ve metido en un buen lío.
Gumersindo Hierro, Gumer para todos, es un detective privado al que le solicitan una investigación, a primera vista, sin complicaciones. Aunque existen algunas cosas que no le cuadran en el caso, Gumer aceptará el encargo pero pronto comprobará que todo ha sido una trampa y se las verá y deseará para demostrar su no implicación ante la policía. Paralelamente, Gumer mantiene una relación con una bella mujer llamada Olga y el detective sospechará que la entrada de Olga en su vida, no ha sido casualidad.
Y así se inicia una historia donde el 50% recaerá en el personaje del detective y el otro 50% recaerá sobre la trama de Olga. Hay que decir que Vicente Corachán se pierde algo en las disertaciones de Gumer: son tantas las ganas de explicar el autor aquello que conoce tan bien y que pone en boca de su protagonista, que le quita argumento a una historia que está bien imaginada y donde enseguida se comprobará aquello de cómo puede cambiar la vida de una persona en un instante. Y en esta ocasión, tratándose de una investigación que se entrecruza con la investigación privada y con la investigación pública, el autor quiere remarcar bien en la novela las relaciones entre ambos colectivos, creando una buena sinergia. 
Entretenida y natural, Olga, la novela, llevará al engaño a aquellos que crean saber cómo finalizará. Y es que a Vicente Corachán le gustan las sorpresas y sorprender.





SOMNEGRA.COM

http://somnegra.com/blog/resena-olga-de-vicente-corachan/ 






Reseña, Olga, de Vicente Corachán

Olga, de Vicente Corachán    por ALBERTO PASAMONTES

A Olga la conocí… –mejor dicho: ella me conoció a mí- en la fiesta de un colega.”
Gumer es uno de esos detectives que todos los aficionados al género negro reconocemos desde el primer momento. Ingenioso en sus pensamientos y comentarios, atrevido, goza del éxito en su trabajo, y quizá por eso ha acabado divorciado. Como casi todos los detectives, la mayoría de encargos que recibe son por cuernos, bajas laborales… ese tipo de casos tan aburridos, pero tan necesarios para cuadrar las cuentas de la agencia a final de mes. Tiene también un ramalazo machista que le hace ver a las mujeres como distracciones de una noche, aunque tal vez ello sea debido al daño que le causó el divorcio, aunque no le guste mucho reconocerlo. Al menos hasta que, como surgida de la nada, aparece Olga.
Y es que, durante un viaje de trabajo a Madrid (él vive y trabaja en Barcelona) que aparentemente no implica muchas dificultades, alguien le tiende una trampa, haciéndole aparecer como principal candidato a comerse el brutal asesinato de una prostituta. Poco tardará Gumer en sospechar que Olga, que ha llegado a su vida apenas unos días antes, está implicada en el asunto.
Vicente Corachán es el autor de Olga (Círculo Rojo, 2016). Y también es investigador privado, igual que Gumersindo Hierro, Gumer para los amigos. Se notan su experiencia y conocimiento del mundillo en la forma de narrar los procedimientos y cauces por los que transcurre una investigación, y al contar las relaciones de los detectives con los diferentes cuerpos policiales, así como las colaboraciones, no siempre cordiales, entre ellos. En este sentido, el lector agradecerá los detalles que Corachán aporta a la narración, que añaden un plus de interés y veracidad a su relato. La trama, además, es consistente y está muy bien urdida, y los razonamientos de los implicados bien trenzados, de modo que no deja ningún cabo suelto en una historia que avanza con paso ágil y firme hasta un clímax al que llegamos a la mitad del libro.
Pero aquí nos encontramos con un pequeño problema. Y es que Vicente Corachán nos ha llevado hasta allí con tanta eficacia, y el pico narrativo es tan intenso, que la segunda mitad de la novela se ve perjudicada al no lograr alcanzar de nuevo una cota tan alta. Quiero que se me entienda bien: no es que el resto del libro sea malo o no tenga interés. Por supuesto, ya que estamos aquí, queremos saber qué es lo que pasa con Olga, averiguar cómo se va a librar Gumer de esta, y ver cómo los que le han hecho el lío muerden el polvo, pero no volveremos a sentir ese subidón de adrenalina de antes. La historia sigue siendo buena, continúa sin presentar fisuras y merece ser leída hasta el final. Un final que, para Gumer, presenta un futuro más… bueno, mejor no lo digo. Así esperaremos con más ganas su próxima aventura. Porque tanto el personaje, Gumer, como su creador, Vicente Corachán, muestran un gran potencial que aún se puede desarrollar y explotar más. Ambos merecen que los sigamos con mucha atención.

CARTA A LOS REYES: Olga 





LO QUE SIENTO LO ESCRIBO
EMILIO MORENO

https://emiliomorenod.blogspot.com.es/2016/11/presentacion-de-olga.html 



En la tarde de hoy se ha presentado la novela de nuestro amigo Vicente Corachán, uno de los escritores de Sant Boi, el "Sherlock Holmes" del Llobregat, que siempre nos deja un buen sabor de boca en sus novelas. 
Directas, amenas, emocionantes y a la vez con argumento. No se le puede pedir más a un escritor que se precie, y Vicente lo tiene.
Comenzaremos por el día escogido para la puesta de una novela, fente al gran público, y no deja de ser paradójico y estimulante, ya que un viernes a las siete de la tarde, no vayan a pensar ustedes, que el público, se pirra por asistir a actos como este. Prefieren salir de fin de semana, o quedarse junto a la calefacción de su sala de estar, con una película de James Bond. Sin embargo y bajo todas las curiosidades del mundo -detalle que disfruto y me alegro mucho- se ha abarrotado la plaza...    "Como diría el humorista de la tele"    Ha sido un llenado espectacular, por el gentío que ha llenado las butacas de la gran sala de Actos del Casal de la Olivera.
 

La novela, la he tomado con mucho cariño, entre mis manos y les confieso, que no tardaré nada en comenzar a leerla, con la seguridad de disfrutar de toda su enjundia.
El acto ha sido muy emotivo, por la forma que tiene Vicente, en el planteamiento de los sucesos, y este por lo que yo he presenciado con sumo interés era uno más de lo que él, muy bien hace a diario.
Ha comenzado Xavier Borrell, el presentador y crítico literario, exponiendo un poco a grandes trazos, la vida y la forma de ser de Vicente, y creo que se ha quedado en alguna faceta corto, sin conseguir su propósito. Ya que los que le conocemos, sabemos de buena tinta que, Vicente es un tipo extraordinario, que se brinda muchísimo en todo aquello que le compete, y que su familiaridad y destreza, para con el trato con la gente, hace que te sientas en según que momentos, arropado como un corderillo recién nacido, bajo el calor del aliento de su amparadora madre. Un tipo con luz propia Vicente; que plantea sus frases y diálogos en sus novelas, en base a la honestidad, que le alienta. Muy rápido ha pasado la palabra al concejal y...


Tras unos tímidos aplausos al moderador, ya que ha sido tan sutil y rápido, que la gente, no ha sabido que hacer y no ha transmitido todo el ardor que se le ha de arrancar al público, asistente, que esperaba un rigor aplastante, ya que todos los allí presentes, somos grandes admiradores del autor de la novela. 


Por parte del Ayuntamiento, lo de siempre, debía haber estado la Alcaldesa, pero no ha podido ser, por asuntos de salud, lo mismo que le ha pasado al Concejal de Cultura, y el envite ha recaído sobre un digno representante, que aún no se había leído la novela al completo y ha salido del paso de una forma aseptica y coherente, dando al autor toda la grandeza que por otra parte merece, sin lugar a dudas. 
Ya sabemos que los políticos, son políticos y a ello se dedican a duras penas.


Al final ha sido la explosión, cuando Corachán ha tomado las riendas de aquel micrófono huérfano de palabras ágiles, y ha comenzado a desgranar el sínodo de un tal "Gumer", que según parece, es un detective, que se las trae y de la ínclita Olga, la protagonista de todo el sucumbir del relato novelado. Nos ha puesto el caramelín en la boca y cuando más dulces estábamos queriendo saber más de los protagonistas. Se ha callado y nos ha remitido como buen detective, a comprar el libreto, y a prepararnos para su uso y disfrute, mientras lo estemos leyendo. 


Ha llenado la sala de silencio, ¡Sí amigos! Como os lo cuento, Vicente ha conseguido atraernos como si de un imán potente y pertrechado se tratara. Con toda la fuerza motriz de mil caballos de potencia por la magnitud de sus comentarios, que en primer lugar los ha usado para dar las gracias a todos los allí presentes. 
Pasando de forma didáctica a regalarnos pinceladas de su trabajo en la novela. Brochazos que no dejan de tener una inmejorable sensación de atracción para consumir la novela en poco tiempo, por interesante.

Como buen orador, ha llevado sus declinaciones al plano personal, que en ese terreno, es otro maestro, y os puedo decir que nos ha encantado a todos. ¡A mí el primero!
Ya sabéis, la novela editada por Círculo Rojo Editorial, la podréis encontrar en todas las librerías del ramo y supongo que en la web, pronto estará dispuesta. OLGA

Un abrazo a todos mis seguidores y recordad, que estamos en contacto a diario.

Emilio Moreno


viernes, 2 de diciembre de 2016

EN LA LISTA DE LOS MÁS VENDIDOS

La novela OLGA, si lo podemos llamar así, nació un 18 de noviembre de 2016. Día en que se expuso delante del gran público mediante una presentación que se hizo en la Sala de Actos del Casal de la Olivera de Sant Boi de Llobregat.
La noticia en sí no es relevante, pero nos encontramos a primeros de diciemrbe, concretamente a día 2 y me entero por las redes sociales que en la librería virtual SOMNEGRA.COM ha sido una de las novelas más vendidas en el mes de noviembre.
Para mí una gran satisfacción ya que, en menos de 15 días, ha alcanzado algo impensable para mí.
Venía de una euforia por haber tenido una afluencia de más de 200 personas a mi presentación, y ahora me encuentro con este dato.
Estar entre la novelas: Sangre en los estantes – Paco CamarasaLo que nos queda de la muerte – Jordi Ledesma, Mal trago – Carlos Bassas del Rey, No n´estiguis tan segur – Llort, Del otro lado – Michael Connelly, Falcó – Arturo Pérez-Reverte, La mujer oculta – Karin Slaughter, La escena – Clarence Cooper Jr y El segundo asesino – Sarah Pimborough, te da un no sé qué que flipas.

Espero y deseo que esto siga así. En poco más de una semana tengo otra presentación, la segunda. Presentación con otro amigo y escritor, José Vaccaro, con su "CONJURA GAUDÏ"




http://somnegra.com/blog/lo-mas-vendido-en-novela-negra-noviembre-2016/


Archivos de la categoría Top Ventas

Lo más vendido en novela negra, noviembre 2016

Llega la penúltima lista de lo más vendido en novela negra de este año, lista importante para todos aquellos que queráis saber tendencias de cara a regalar o regalaros las lecturas estas navidades, ya sabéis que toda buena carta a los reyes debe tener libros para uno y para los demás.
Felices lecturas en negro.

...///...

filigrana


Olga – Vicente Corachán

Gumersindo Hierro “Gumer” es un detective al que han solicitado una investigación, aparentemente normal, que le cambiará la vida por completo. Sin darse cuenta, se da de bruces con la muerte y se ve enfrentado a su ingreso en prisión como autor de un asesinato.
Una situación de supervivencia en la que el detective mantendrá una encarnizada lucha contra el Inspector de Policía que le ha detenido, y contra su propia inteligencia, para poder demostrar que lo han utilizado.
Olga, una exuberante mujer, que aparece de la nada en su vida, será la encargada de hacerle dudar de hasta dónde está implicada en ese desagradable asunto.
Una historia de amistad, lealtad, miedos y rencores que mantiene al lector en vilo comprobando los peligros por los que atraviesa la profesión de un detective y cómo nos puede cambiar la vida en según qué situaciones.


...///...

martes, 22 de noviembre de 2016

18 DE NOVIEMBRE, LA PRESENTACIÓN DE "OLGA"

Este viernes pasado, 18 de noviembre, tuve el honor de presentar mi segunda novela: OLGA.


Por múltiples motivos elegí hacerlo en la Sala de Actos del Casal L'Olivera de Sant Boi (localidad donde resido), pero una de las principales razones era porque tenía la sensación de que iban a acudir bastantes personas (llamarme optimista si queréis). 
Cuando vi que el aforo de la sala era de 150 personas, pensé que me había equivocado; que se vería muy vacío y desangelado y que el acto podría resultar frío, pero ya no había marcha atrás. La solución sería en poner las sillas separadas (de esa manera rellenaba más espacio).
Con Sergio, el responsable del Casal, dispusimos colocar las mesas (para el pequeño catering que tenía preparado y las copas del cava que se iba a servir) y repartir 90 sillas de manera estratégica, intentando con ello rellenar todo aquel diáfano espacio.




A partir de ahí solo quedaba esperar el día y hora convenida para hacer la presentación, rezando que todos aquellas personas que me habían dicho que iban a acudir lo hicieran. El miedo era "las sillas vacías".


Los días previos me resultaron alentadores porque eran muchos los que me habían asegurado que iban a venir, más de 90, pero... ya se sabe..., luego pasan cosas y no vienen. Cosas como las que le pasó a nuestra alcaldesa Lluisa Moret, que por motivos de hospitalización de un familiar, justificó su ausencia y cedió su lugar a José Manuel González, regidor de cultura, al que por infortunios de la vida tampoco pudo asistir, quedando finalmente asignado al acto el señor Juan Manuel Tamayo, teniente alcalde y encargado, entre otras tareas, la de relaciones públicas y protocolo (al que tengo que decir que estuvo genial y demostró haberse mirado la novela, o al menos tomar una notas de ella y poder hacer, como así fue, una brillante apertura del acto.
Tal y como iban llegando los asistentes, fui saludándoles e invitándoles a que tomaran asiento. Muchos de ellos acudieron directo a solicitar un ejemplar de la novela para que se la dedicara, mostrando una impaciencia que me abrumaba (algunos de ellos porque tenían que marcharse antes de que acabase el acto y temían quedarse sin mi dedicatoria). Todo ello me superaba. Eso y el ver que ocupaban las sillas que yo temía no llenar.






En cuanto nos sentamos en la mesa para iniciar la presentación, la palabra la tomó Xavier Borrell y nos presentó, tanto a mí como al señor Tamayo, dándole su turno de palabra.


Cuando el micrófono paso de nuevo a manos de Xavier Borrell, fue cuando sucumbí ante lo que realmente es Xavi, un gran orador, acostumbrado a tener un micro delante suyo. Como crítico literario y como escritor supo darle cuerpo al libro que había venido a presentar y a un servidor como autor del mismo. Una introducción genial, tal y como era de esperar, en la que estuvo apunto de dejarme sin posibilidad de que yo pudiera articular palabra alguna. Lo que opinó sobre mí como persona provocó que mis pulsaciones, que normalmente las tengo entre 50 y 55 por minuto, pasaran de las 200. Fue una presentación sublime.



Mi parlamento, con miedos de no ser una perorata, se inicio agradeciendo a todas las personas que estaban sentadas frente mí y a mis dos acompañantes de mesa presidencial. Personas que me tenían casi obnubilado por muchas razones: por molestarse un viernes por la tarde en acudir a un acto que les iba a ocupar como mínimo un par de horas, personas algunas que habían venido de muy lejos (Reus, Sabadell, Matraró, Badalona, Barcelona, etc). Vecinos, familiares y amigos de todos los sectores y ámbitos de mi vida particular y profesional.
No dejaba de ver como aquellas casi doscientas personas (entre los sentados, los que estaban de pie al final de la sala y los que se iban asomando desde el pasillo porque no cabían todos, ya que el aforo no lo permitía) me miraban atentamente mientras yo trataba de explicar de que iba la historia de Gumer (Gumersindo Hierro), el detective y Olga, posiblemente la principal protagonista.





Durante una hora que duró los parlamentos de los allí sentados frente al gran público, y en concreto cuando me tocó mi disertación, fui contestando a varias de las preguntas que me formularon (algunas de ellas con cierta inquina para tratar de que les desvelara cosas que no podía), tratando de dar un toque de humor para que el acto fuera lo mas jovial y ameno posible.
Enseguida se levantaron los asistentes y como una marabunta se agolparon frente a mi mesa con uno o varios ejemplares (algunos de ellos tenían encargos) para que se los dedicase. Cuando levanté la cabeza no me podía creer lo que allí estaba viendo. Cientos de personas haciendo cola (una cola que duro una hora y media) para que le firmara la novela y poderse hacer una fotografía conmigo.
Si esto no es subidón, explicarme lo qué es. No lo había vivido nunca (Y eso que la presentación de mi primera novela también fue masiva, habiendo acudido a ella más de 150 personas).




Traté de posar con cada uno de ellos, individualmente, en pareja o en grupo, aunque alguno se acercaba, por algún rincón, disculpándose por no poderse quedar y pidiéndome vernos en otra ocasión para que les pudiera firmar el ejemplar que llevaban en la mano.
¿Podéis creerlo? disculpándose.
¡Por Dios!, disculparme a mí por no haber sido capaz de atenderos a todos como merecéis.

Un acto en el que lamento no haber podido dedicar unos minutos a cada uno de los asistentes, y tomarme una copa de cava con vosotros y agradeceros vuestra presencia.
Espero haber estado a la altura de vuestras pretensiones como amigo, como escritor no pido tanto, solo que os entretenga esta historia que, perfectamente, cualquier día, me puede pasar a mí o a cualquiera de los que tenemos esta profesión.
No puedo más que agradeceros una vez más el haberme acompañado.
Os dejo algunas de las imágenes que hemos podido capturar y que quedarán para siempre como recuerdo de este, para mí, gran día.


Os dejo las fotografías que nos fueron haciendo. Si alguno tiene más y quiere que las inserte aquí, estaré encantado de que me las hagáis llegar.

GRACIAS 


  













 




 


 










 






 

 




 






 

 

 










REPITO,  GRACIAS